jueves, 23 de febrero de 2017

#NO ES SUFICIENTE QUERER, SE DEBE TAMBIÉN HACER.

"No basta con saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer." Goethe.

Algunas veces en la vida llega ese momento en el que a un escritor o lector no le es suficiente con plasmar sus pensamientos ante un papel o una pantalla. Me han dicho en numeradas ocasiones que esto se debe a las llamadas "crisis existenciales" donde lo que leemos y escribimos es insuficiente. 

He pasado por esa etapa como unas mil veces... Al principio una no es capaz de entender como un libro que has amado, pasa a ser un libro mas de la lista o como las palabras que llevaba plasmando durante meses en una historia pasan a ser algo aburrido y sin sentimientos. 


Pasado un tiempo vuelves a leer un libro a escribir un texto y poco a poco vuelves a ser quien eras.

Soy amiga de esta etapa puesto que convivo con ella a diario. Paso de frío a caliente igual de rápido que pasan las estaciones. Conozco todas las etapas y actualmente me encuentro en la llamada "rehabilitación" donde voy acogiendo de nuevo los textos y lecturas que abandoné.



Con esto no quiero ponerme filosófica, solo quiero mostrar a las personas que me puedan leer que no por dejar de leer durante un tiempo significa que vas a quedar desvinculado a esta para siempre. 


Para mi este mundo es como mi hogar. Cuando leo o escribo me siento plena y esa es una de las cosas mas maravillosas del mundo; sentirse completa con lo que una ama. 


Es por esto por lo que me baso en la frase de nuestro querido Goethe. No basta con leer, también debe hacerse. Una debe imponerse leer unas páginas al día, porque esto hace que el estrés desaparezca. 


No hay nada malo con la lectura es por eso por lo que me he impuesto el leer y escribir mas frecuentemente, porque no trae nada mas que paz y satisfacción al corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario