sábado, 19 de septiembre de 2015

RESEÑA: POR TRECE RAZONES // JAY ASHER.

¡Buenas noches a todas! Estos días he estado muy ausente y es algo que odio. 
Desde que volví a la plataforma Blogger he querido estar todos los días conectadas pero claro la universidad ya me está quitando tiempo y ni siquiera he empezado.

He tenido que estar viajando día tras día a la capital por problemas con mi matrícula universitaria y por las dichosas practicas. 

Si alguna de ustedes va a entrar en la universidad solo os digo que tengáis paciencia con los tramites porque son de lo peor. No son capaces de llevar una universidad con buena mano. Cada secretario te dice una cosa distinta y es un lío total. 
Estoy demasiado cabreada y mareada aún, siento esta chala. 

Hoy os traigo Por trece razones, un libro que quise leerme mientras iba de viaje a la capital por ser corto y tener una trama que nunca había leído en otro libro. 

El libro en sí no es largo para mi gusto a pesar de tener sus 268 páginas. Esto es por el contenido que tiene, el cual no es muy consistente. Es una trama muy fácil de leer y no tiene ninguna complicación por lo que en poco tiempo podrás leerlo.



Nos encontramos con Clay Jensen quien podemos ver como un chico universitario. Este personaje nos presenta la trama principal desde su punto de vista.
Esto es algo que llama la atención puesto que es el único personaje con el que se desarrolla la trama. 
Los demás personajes no se encuentran de forma presente o significativa como para hacer mención, puesto que son pocos aquellos que se te quedan grabados. 

Además de este personaje nos encontramos a Hannah Baker quien es la chica que envía las famosas trece razones de su suicidio (NO ES SPOILER)
Es así como empieza la trama. Hannah se ha suicidado y ha enviado siete cassettes donde relata las trece razones de porque llevó a cabo su suicidio.

Clay ha recibido los cassettes lo que quiere decir que él puede también ser el causante de la muerte de Hannah. En la caja que recibe ademas de los cassettes tiene una lista en la cual aparecen todos los nombres que deben escuchar las cintas. Él es el siguiente en escucharlas y despues de haberlo hecho deberá reenviarlas  la siguiente persona. 
Si la cadena se rompe las cintas se harán publicas y muchas de esas personas sufrirán las consecuencias de los actos que hicieron. 

En cada capítulo vamos viendo cada una de las carillas de los cassettes y por cada carilla es una nueva razón que da Hannah, relacionada con su decisión de suicidarse. 

En esta trama podemos ver una nueva técnica literaria donde nos encontramos con un narrador, Clay, que nos muestra la trama, dándole al play a cada cinta y a la vez viendo algunos de sus pensamientos. 
Pero luego nos encontramos con un narrador que no está presente, siendo este Hannah, quien a pesar de estar muerta relata todo la trama de forma presente. Mostrando así dos narradores en la misma trama.


La historia me ha llamado la atención por el hecho de enviar los cassettes a los culpables de su suicidio y por el hecho de ella verse tan natural mientras relata todo en las cintas.

Pero he de decir que la trama es simple y un poco sosa en algunas partes. Sólo en algunas páginas sentimos emoción leyendo y eso es algo que no me gustó.
Pienso que la idea es muy buena y que podría haberse exprimido mucho mejor.

Además en el persona de Clay no encontramos a alguien a quien admirar ni nada que diga: Wow este personaje es perfecto.
Es verdad que lo vemos tocado cuando recibe las cartas y vemos como todo lo ha afectado mucho y es digno de admirar en algunas situaciones. Pero nada más, en este personaje no encontramos a nadie carismático o nada impactante.

Es por esto y por el hecho de no poder contar mucho más de la trama sin hacer verdaderos spoilers por lo que la reseña en si es corta, muy corta para mi gusto. 

Sólo puedo aconsejaros este libro si tenéis mucho y repito mucho tiempo libre. Si no es así, podéis dejarlo para otro momento.
Aunque quiero recalcar que no es el peor libro que me he leído, ni mucho menos. Sólo no me ha impactado tanto y no ha cumplido todas las expectativas que tenía puesta en el. 


Besos, Cloudy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario